Siguenos por Email

miércoles, 22 de julio de 2015

CCOO_BSM denuncia la mala adscripción de los Agentes Cívicos



El pasado 20 de julio la Sección Sindical de CCOO presentó denuncia ante la inspección de trabajo por entender que la empresa ha efectuado una mala adscripción de inicio en la categoría laboral de los Agentes Cívicos.

Al ser Agente Cívico una categoría que a día de hoy no está recogida en el Convenio Colectivo, la dirección de la empresa ha buscado la solución más económica para la empresa y desfavorable para los trabajadores, adscribiendo al colectivo en el  grupo 8, asimilándola a la categoría de Atención al Usuario.

La Sección Sindical de CCOO entiende que la asimilación de categoría no debe producirse en base a criterios económicos de la empresa, sino en base a las funciones que se describen para las demás categorías, siendo a nuestro parecer la más similar la de Oficial de Parquímetro, ya que en ella se dice: “efectúa  el  control  y verificación de las Normas Reguladoras emanadas por la Autoridad Municipal en su zona de trabajo”.

Es mucho más que evidente que la categoría Atención al Usuario no guarda relación alguna con el trabajo realizado por los Agentes Cívicos, ya que las tareas que encomienda el Convenio a esa categoría son: archivar, recibir y distribuir correspondencia, generar documentación administrativa, atención telefónica, cobro de artículos o reposición de productos para su venta.

Es posible que haya quien reste importancia al grupo profesional al que se adscriba el colectivo, para la Sección Sindical de CCOO es algo crucial, ya que de darnos la razón la inspección de trabajo (cosa que vemos muy factible), puede suponer un aumento de sueldo para los trabajadores de entre 2.144 y 5.350 euros brutos anuales, ya que se les debería equiparar a una nueva categoría.

Eso sí, rogamos paciencia a los trabajadores ya que las resoluciones de la Inspección de Trabajo tardan varios meses debido al escaso número de Inspectores de Trabajo existentes.

En otro orden, también solicitamos a la Inspección de Trabajo compruebe la existencia de un contrato formal entre el Ayuntamiento de Barcelona y Barcelona Serveis Municipals por un tiempo máximo de 3 años, ya que de no ser así, cabría la posibilidad de que los contratos de obra y servicio se hubiesen efectuado en fraude de ley, y por lo tanto deberían ser indefinidos. Aunque en este sentido no queremos hacer ilusiones a nadie, ya que la directora de Recursos Humanos aseguró que el contrato suscrito era por 3 años, lo que significaría que los contratos son correctos.

Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario