Siguenos por Email

miércoles, 22 de abril de 2015

Huelga en el Parque de Atracciones Tibidabo

El pasado domingo 19 de abril, se realizó una asamblea de trabajadores para debatir sobre el abuso de poder de la dirección, llegando incluso a sanciones y despidos absolutamente desproporcionados e injustificados. El resultado de la asamblea fue la convocatoria de huelga indefinida los sábados, domingos y festivos de 12:30 a 14:00.

Resulta cuando menos llamativo, que se apliquen sanciones tan desproporcionadas o despidos injustificados en los trabajadores, cuando a día de hoy, no se ha tomado ninguna medida con la dirección por el accidente de 2010 en el Péndulo, que supuso la muerte de una joven de 14 años y lesiones graves de otros 3 ocupantes. 8 de los técnicos que trabajaron en la construcción y mantenimiento del Péndulo fueron condenados a 2 años de prisión, pero la dirección parece inmune a esa tragedia.

En el día de hoy, esta Sección Sindical ha asistido al encuentro de trabajadores públicos organizado por Barcelona en Comú, donde hemos podido comprobar que estos hechos no son algo aislado en las empresas del grupo BSM. El talante autoritario, los problemas que sufren los trabajadores con algún tipo de enfermedad, la precarización laboral, el recorte de derechos, la falta de personal y la disminución de sueldos es algo habitual en todas las empresas públicas del Ayuntamiento de Barcelona, por lo que sólo podemos entender, que obedecen a una política programada y dirigida por Xavier Trías, una forma de entender los recursos humanos más cercana a dogmas totalitarios que a una sociedad democrática.

El Tibidabo no sólo es una muestra más del desprecio por los trabajadores de Xavier Trías, también un claro ejemplo del desprecio por lo público. Durante años las pérdidas económicas del parque se han pagado con dinero público procedente de la zona azul y los aparcamientos de BSM. Este año, que por fin ha dado un superávit de 1.400.000 euros, se empieza a hablar de la privatización del parque, en lo que ya viene siendo habitual en la política de CiU, pagar las pérdidas con dinero público y regalar los beneficios a sus amigos de La Caixa, Abertis o SABA.

Los beneficios de este año no se deben a la varita mágica de la directora Rosa Ortiz o el concejal y presidente del Tibidabo Joan Puigdollers, se deben al dinero público que se ha invertido para renovar la montaña rusa, el salón de los espejos, el cine 4D, la noria, etc. o las previstas para la próxima temporada, el Playful Learning y la Escola de Mobilitat, donde se podrán conducir coches eléctricos.

Gracias a esta inversión del dinero de todos los barceloneses y al esfuerzo de los trabajadores, en 2014 se batió el record de visitantes 618.741 (62.000 más que en 2013), este aumento de visitas se ha visto reflejado en el aumento de ingresos, pero no en un aumento de sueldos o condiciones laborales.

Las reivindicaciones de los trabajadores, dignas del siglo XIX, son:

1. Que disminuya el nivel de exigencia y presión psicológica a los empleados, quienes trabajan bajo un elevadísimo nivel de stress y miedo por la persecución que sufren.

2. Que se respete la intimidad del trabajo en los términos que indica la ley.

3. Que se respete el Convenio Colectivo a la hora de aplicar faltas o sanciones, incluyendo sus protocoles, tal y como se pactaron en su día. Sin invenciones o interpretaciones maliciosas y arbitrarias, solicitando la readmisión del último despido que se produjo de forma absolutamente desproporcionada e injustificada.

4. Se solicita que los mandos (especialmente la dirección) reciba formación de cómo tratar a sus empleados y empleadas, ya que es imprescindible una mejora del trato y del ambiente laboral.

5. Que se aumente la plantilla de fijos discontinuos y que los contratos eventuales sean superiores a 3 meses, evitando malgastar en formación de la que después se prescinde. Con el aumento de visitantes y nuevas atracciones es necesario más personal.

6. Mejorar las condiciones de los fijos discontinuos, quienes desde la última promoción han visto recortadas el número de horas.

7. Tras años de sueldo congelado, es necesaria una mejora de los mismos, acorde a los resultados positivos del parque.

8. Una reunión del Comité de Empresa con Rosa Ortiz, directora del parque, para poder informarle de los casos de abusos que ha habido y la situación real de los trabajadores.

Manténte informado a través cuenta de twitter: @tibidaboenlucha 

No hay comentarios:

Publicar un comentario