Siguenos por Email

martes, 4 de febrero de 2014

JUICIO POR DESPIDO DE LA COMPAÑERA CRISTINA GUILLÉN

Hoy, 4 de febrero era el día fijado para el juicio por el despido de nuestra compañera Cristina Guillén, como era de esperar, la empresa se ha mostrado partidaria de llegar a un acuerdo, para no entrar a sala y evitar así una muy probable sentencia condenatoria.

La compañera ha aceptado la oferta económica porque después de un año esperando juicio, deseaba zanjar ya este asunto, ya que, aunque hubiese ganado el juicio, la empresa podría haber recurrido, lo que hubiese supuesto, como mínimo, otro año de espera.

La causa que alegó la empresa para el despido objetivo, es superar el 25% de jornadas hábiles en 4 meses discontinuos en un periodo de 12, tal y como indica el artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores. Pero eso no es cierto, y se decidió demandar por 3 motivos.

            1º La empresa no tuvo en cuenta que en el departamento de Área también trabajamos 1 sábado al mes, por lo que no llegaba al 25%

            2º El primer periodo utilizado para el computo de esos periodos de baja, es de noviembre de 2011, cuando el despido se efectuó en diciembre de 2012, siendo un periodo de 13 meses, excediendo así de los 12 que fija la ley.

            3º El Tribunal Supremo ha declarado que son improcedentes los despidos objetivos por faltas al trabajo que tengan en cuenta ausencias anteriores a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 3/2012, ya que el artículo 2.3 del Código Civil dispone que las leyes no tendrán efecto retroactivo. Siendo en el caso de Cristina, la práctica totalidad de los periodos imputados.

Otro motivo que ha llevado a la compañera a aceptar la oferta económica, es que en la sentencia citada anteriormente, declaró nulo el despido, con obligación de la inmediata readmisión de la trabajadora. Por lo que también cabía la posibilidad de que el juez obligase a la readmisión, cosa que la compañera no deseaba, ya no se sentiría cómoda regresando a la empresa que le ha tratado de esta manera, más teniendo en cuenta que actualmente tiene una buena oferta de trabajo.

Por otra parte, esta Sección Sindical considera que el despido forma parte de la campaña que la empresa está llevando a cabo para acosar a los trabajadores que tienen problemas de salud y que ha seguido el siguiente orden cronológico:


  • Despido de Cristina, con la intención de meter miedo a los trabajadores y que se lo piensen dos veces antes de coger la baja, por muy enfermos que estén.
  • Más tarde empiezan a obligarnos a aportar pruebas en los accidentes in-itinere.
  • Posteriormente contrataron a TEBEX, una empresa que cobra un plus de 10.600 € si consigue reducir un 5% el absentismo total en la empresa y que se dedica a molestar a los trabajadores que cuentan con una baja médica reconocida por un facultativo de la Seguridad Social. Obligando a los trabajadores a acudir a una revisión que no aporta nada positivo a la salud de los empleados y sí muchas molestias.
  • Finalmente, nos niegan la asistencia a Mutua en los accidentes de trabajo, obligando a los trabajadores a acudir al médico del Zoo. Médico que pertenece a la empresa Prevencontrol, que cobra un plus de 26.570 € si consiguen reducir el absentismo un 1%. Es evidente, que si prefieren enviarnos a una habitación del Zoo, donde nos espera un señor con un fonendoscopio, sin capacidad para dar bajas ni reposo diario, sabiendo que la Mutua cuenta con un amplio equipo especialistas y todo tipo de instrumental para un correcto diagnóstico (rayos x, resonancias, ecografías, laboratorios, etc..), es que a la empresa le importa muy poquito nuestra salud.

 
Deciros que por el tipo de despido que se trata, esta Sección Sindical ha decidido asistir en pleno para dar el apoyo moral que necesita la trabajadora y aprovechamos estas líneas para dar las gracias a los dos miembros del comité que también han asistido.





No hay comentarios:

Publicar un comentario