Siguenos por Email

viernes, 17 de mayo de 2013

Reunión extraordinaria de seguridad Área con la dirección de BSM



El pasado 6 de mayo, esta sección sindical envió una carta a la Dirección General de BSM solicitando una reunión urgente para tratar el alarmante nivel de agresiones que estamos sufriendo últimamente. Fruto de esa petición, ayer día 16 se efectuó la reunión solicitada entre la Dirección General y el Comité de Empresa.

En dicha reunión se les ha entregado un escrito con 13 peticiones que, de forma resumida, son:

1. Promover desde instancias políticas la definición de agentes de la autoridad, puesto que sólo la clase política tiene potestad para hacerlo. Petición apoyada con la recogida de 247 firmas de los 335 vigilantes (74% del total). Sobre este punto decir que por la inquietud existente en una parte de los trabajadores de como nos puede afectar esta medida, hemos solicitado también un estudio del departamento jurídico al respecto. Estudio que se complementará con otro por parte de esta sección sindical.

2. Mayor implicación por parte de la Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra, solicitando que acuda un representante de G.U. a las reuniones de seguimiento de seguridad de Área.

3. En la misma línea que el punto anterior, sensibilizar a los miembros de la Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra sobre nuestra problemática, para no depender de si el agente que acude a nuestra emergencia nos tiene mejor o peor valorados y que valoren la importancia de su atestado en los juicios.

4. Una campaña desde el Ayuntamiento para mejorar la imagen de los vigilantes, para que los ciudadanos conozcan otras funciones que realizamos diariamente y que son muy útiles para la ciudad, con el objetivo de reducir la aversión hacia nuestro colectivo.

5. Es absolutamente imprescindible mejorar la atención recibida por los trabajadores en la Mutua, que la laxa actuación, comentarios, e incluso la incompetencia de algunos médicos que nos atienden, siendo necesario un nuevo protocolo especifico para atender las agresiones.
después de una agresión tienen que soportar

6. Una reconsideración seria de las zonas que se tienen que cubrir en pareja, especialmente en las que el vigilante está aislado del resto de compañeros. Ir en pareja no es un capricho es por seguridad.

7. Efectuar un estudio serio sobre la evolución de las emergencias, evaluando la influencia que tienen sobre esta evolución aspectos como la crisis económica, la modificación de las órdenes de trabajo, etc..

8. Que se realicen campañas informativas cuando se produzcan cambios en la manera habitual de denunciar para evitar la crispación en la calle. Si después de décadas sin hacerlo, ahora la grúa retirará los vehículos comerciales de las carga/descarga o retirará los vehículos de las reservas de minusválidos, que no se ha hecho nunca, sería muy conveniente efectuar una campaña informando sobre el fin de esta tolerancia.
 
9. Formación real sobre prevención, gestión y resolución de conflictos, así como de defensa personal.

10. Fijar un tiempo mínimo para que un vigilante no vuelva a la misma zona donde haya sido agredido, especialmente cuando la agresión esté relacionada con algún establecimiento, local o cualquier otro elemento que sea permanente en la zona. Además de la colaboración de Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra para gestionar el incidente posteriormente.

11. Que la figura de el "facilitador" (persona que tiene que seguir todo el proceso desde la emergencia hasta que se celebra el juicio, pasando por los trámites de la Mutua, forenses, etc...), y que actualmente realizan los encargados, sea una única persona consensuada entre la empresa y la representación de los trabajadores.

12. Abandonar la política recaudatoria y volver al espíritu de servir a la movilidad. Denunciar tiquets que se borran por el calor del sol, reducir el margen a 15 minutos en tiquets de 5 euros, activar la grúa en los vehículos comerciales en carga/descarga, denunciar al residente a las 8:30, retirar con la grúa sin campaña de aviso los vehículos de las reservas de minusválidos, etc.. etc... sólo contribuye a aumentar la crispación en la calle y eso se convierte en un aumento de agresiones, además de una imagen absolutamente recaudatoria del colectivo y del propio Ayuntamiento.

13. Y que si el motivo de negar la práctica totalidad de propuestas de los sindicatos por parte de la UOER y desde el Servei de Prevenció es por falta de autonomía real, les doten de la autoridad suficiente para poder tomar sus propias decisiones de mutuo acuerdo con la representación de los trabajadores.

Una vez entregado el documento con las peticiones se inició un debate del que cabe destacar la postura absolutamente defensiva por parte del jefe de la UOER, echando en cara a los sindicatos que no estuvieron de acuerdo con pasar 10 vigilantes de Besos a Llobregat, como si eso fuese a resolver la problemática de las agresiones.

En una línea parecida a la UOER queremos destacar las intervenciones del Director de la División de Aparcamientos Sr. Antoni Roig, defendiendo reiteradamente que según las estadísticas de la empresa, las emergencias han descendido en los últimos 3 años de manera evidente. Cosa que puede ser cierta según las estadísticas, pero que nada tiene que ver con la más reciente actualidad (la semana pasada se dieron emergencias a diario). Además este descenso puede estar motivado por la experiencia que han acumulado los numerosos vigilantes que se han incorporado durante estos últimos 5 años, que al curtirse en determinadas situaciones que al principio consideraban peligrosas ahora asumen como parte de su trabajo.

Otra impresión es la que nos llevamos de la Sotsdirectora General d'Operacions Sra. Anna Xicoy, que en todo momento se ha mostrado dialogante e interesada por nuestra problemática, hecho que se ha de agradecer públicamente y que nos invita a pensar que esta reunión haya podido servir de algo positivo


Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario