Siguenos por Email

sábado, 21 de mayo de 2011

Ayuntamiento Barcelona-BSM y sus gestiones privatizadoras

Nuevo capítulo del culebrón Klein, el restaurante del Fórum.
El Ayuntamiento de Barcelona ha vuelto a sacar a concurso su explotación, esta vez en un paquete que también incluye La Dama del Paraigües, la carpa del Zoo.
La licitación se publica solo seis meses después de que el Ayuntamiento sacara a concurso público el Klein, tras su cierre en 2009.
Husa, de la familia Gaspart, fue la única compañía que se presentó. Según fuentes del Ayuntamiento, Husa rechazó finalmente la adjudicación del restaurante, por no verlo viable. Sin embargo, la compañía estaba obligada, por ley, a gestionar el espacio hasta una nueva adjudicación, por haber sido la única en presentarse.
El Ayuntamiento necesitaba un gestor para el restaurante cuando abriera en la zona el Museu Nacional d’Historia Natural, y Husa reabrió el Klein el pasado marzo, bajo el nombre de Inaquam. Se trata de una cafetería que ofrece servicios de comida a los visitantes del museo y que no guarda ninguna semejanza con el restaurante de lujo que un día pretendió ser el Klein.
Por su parte, el Ayuntamiento ha decidido hacer más atractivo el paquete de la licitación, incluyendo la carpa del Zoo, llamada La Dama del Paraigües, y elevando la partida presupuestaria hasta los 1,01 millones de euros.

Fuentes de Husa indicaron que volverán a presentarse al concurso, esta vez, para la explotación de los dos establecimientos. El límite para la presentación oficial de ofertas es el próximo 20 de junio.

Un negocio poco rentable

El restaurante Klein acumuló pérdidas desde su apertura en 2006 y estuvo gestionado por la empresa Barcelona Culinaria. De media, registró unos ingresos diarios de 742 euros y unos gastos de 3.216 euros al día.
Según el grupo municipal del PP en Barcelona, el Klein ha costado a las arcas públicas más de tres millones de euros, entre la inversión inicial (2,34 millones) y las pérdidas de los ejercicios posteriores.

El pasado diciembre, el Ayuntamiento, a través de Barcelona de Serveis Municipals, sacó a concurso la explotación del Klein por 360.000 euros. Con La Dama del Paraigües, el presupuesto de la nueva licitación sube a 1,01 millones de euros.

Las complicaciones a la hora de sacar a concurso la gestión de organismos o dependencias municipales son frecuentes en el Ayuntamiento de Barcelona. El caso más sonado es el de la sociedad gestora de la Anella Olímpica. El consistorio buscaba un socio que adquiriera el 49% de esta entidad de nueva creación para explotar las instalaciones del Palau Sant Jordi, el Estadi de Montjuïc y L’Explanada, por un importe de entrada de 3,5 millones de euros.

La multinacional Live Nation se interesó por el proyecto, y después de un proceso de intentos de bloquear la adjudicación por parte de sus competidores, el Ayuntamiento de Barcelona dio permiso a Live Nation a anunciarse como adjudicataria, aunque la venta no estaba oficializada.
Después de varios meses, el alcalde, Jordi Hereu, ha sido incapaz de aprobar esta concesión en el pleno municipal. Quien deberia dar su apoyo, ERC, lo ha negado porque entiende que el plan de la Anella Olímpica es incompatible con un futuro plan de usos para la zona de Montjuïc. El candidato a la alcaldía por CiU, Xavier Trias, ya ha dicho que si gana volverá a sacar a concurso la gestión con unas condiciones diferentes.
Otros de los procesos de privatización de Hereu, un paquete de acciones de Serveis Funeraris de Barcelona, ha necesitado muchos meses para ser aprobado en el pleno, después de un difícil consenso con partidos políticos y sindicatos.

fuente diario Expansión

1 comentario:

  1. Lo que resulta dificil de entender es que rayos hacia un ayuntamiento, pretendidamente progresista, metido en la gestión de un restaurante de lujo......a no ser que algunos altos cargos tuvieran tiquet restaurante para VIPS

    ResponderEliminar